Fabricar una supercomputadora con una Raspberry Pi y unas piezas de Lego

Los ingenieros de la Universidad de Southampton (Reino Unido) han juntado 64 Raspberry Pi y han montado una “supercomputadora” low cost, con la que pueden realizar experimentos los estudiantes en este tipo de plataformas propias de los centros de procesamiento, pero con un precio asumible, nada más que 3000€ (sin contar cableado y switches).

Raspberry Pi SuperComputer

Para simular un entorno compuesto por racks han creado una estructura de Lego perfectamente ampliable y han creado pequeños nodos de dos Raspberry Pi una orientada para cada lado, para organizar los cables.

Cada Raspberry tiene un procesador de 700MHz, 512 MB de RAM y 16GB de almacenamiento en sus respectivas tarjetas SD… que multiplicado por 64 tendríamos:

  • 64 núcleos ARM a 700 MHz. (aunque puede subirse hasta 1 GHz.)
  • 1 TB de espacio de almacenamiento total basado en tarjetas SD de 16 GB
  • 32 GB de memoria RAM (a razón de 512 MB por cada SoC)
  • Potencia total de unos 200 vatios (a razón de unos 3 vatios por cada placa, si bien este valor depende enormemente del porcentaje de uso de la CPU así como de los periféricos conectados). Equivale a un ordenador doméstico de gama media-alta.

De todas formas la dificultad de este proyecto no está en montar cada uno de los Raspberry Pi y conectarlos, si no en instalar y configurar todo el software para que funcione correctamente. Hay publicada una amplia lista de instrucciones para conseguirlo.

La gracia de este invento es el bajo presupuesto para tener un pequeño supercomputador. Los 64 Raspberry Pi salen por unos 3000 euros aproximadamente, a sumarle toda la instalación y cableado. El software es completamente gratuito y, si bien el resultado dista enormemente de los supercomputadores actuales debería ser más que suficiente para ciertas labores. Este pequeño cluster de Raspberry Pi tiene un rendimiento/precio realmente atractivo.


Más información en Genbeta y Xataka.

¿Quieres formar parte de la historia de la informática del siglo XXI?

Estamos de suerte, nos han invitado a ser parte activa de un proyecto muy innovador del que puedes formar parte y contribuir a que la informática de un salto de gigante en su desarrollo. Como imagino que sabrás el elemento base de los ordenadores es el silicio debido a las propiedades de este material como semiconductor, pero desde hace tiempo muchos investigadores se están planteando usar otros componentes para la construcción de los mismos como el grafeno o el carbono para aumentar su rendimiento e incluso llegar a fabricar ordenadores cuánticos.

Un investigador del CSIC, el doctor Inocencio Guiltless Joker se ha preguntado, ¿y por qué no usar componentes orgánicos basados en el carbono y fabricar biocomputadoras que sean capaces de reproducirse entre sí y mediante programas que usen adn humano y células madre acelerar su evolución para en pocos años conseguir ordenadores con una capacidad y rendimiento muy superior a las actuales? Ya se que a algunos les parecerá casi ciencia ficción, pero ya ha habido algunas investigaciones tanto con carbono como con adn para fabricar ordenadores que han dado resultados interesantes.

Pues bien, este reputado investigador resulta que es seguidor de este blog y de las cosas que hacemos en este centro y nos ha pedido colaboración para su proyecto investigador, está buscando donantes de órganos (incluyendo óvulos y espermatozoides) para su proyecto y nos pide que colaboremos con él, a cambio ofrece (bajo contrato) una participación en los beneficios.

Si estás interesado/a en participar en este proyecto simplemente tienes que rellenar este formulario, ¡anímate!.

Taller de Overclocking 2012

Ayer nuevamente tuvimos la ocasión de tener un taller de overclocking extremo patrocinado por Gigabyte. Aprendimos y disfrutamos mucho tanto con la charla como con los talleres prácticos gracias al buen hacer de los ponentes a quienes agradecemos su labor.

Os dejamos el vídeo de la charla (alrededor de una hora) y una par de vídeos cortitos sobre el taller práctico.

Cómo conocer el estado los discos duros

Existe una tecnología que nos permite conocer las anomalías que a nivel físico se están produciendo en nuestro disco duro. SMART (Self Monitoring Analysis and Reporting Technology) detecta los fallos y almacena información estadística sobre estos fallos en la propia unidad de disco duro. La próxima vez que el equipo arranque y la BIOS haga un chequeo del sistema, mostrara un mensaje informativo si algún nivel de error supera un umbral establecido. Solamente nos tenemos que asegurar que nuestra placa base es compatible SMART, que esta capacidad esté activada y que el disco duro soporta dicha característica.

Quizás nos interese detectar problemas de funcionamiento antes de que sea demasiado tarde y de que se haya producido la pérdida de datos. Para ello podemos utilizar una herramienta como gsmartcontrol que nos muestra información sobre cada uno de los parámetros del disco. Su instalación en Ubuntu es tan simple como teclear en una consola sudo apt-get install gsmartcontrol o buscar la aplicación en el Centro de Software. Una vez instalada simplemente tenemos que acceder a ella desde Aplicaciones -> Herramientas del Sistema. Seleccionamos la unidad de disco que queremos analizar y obtendremos en la pestaña Atrributes una tabla como la siguiente:


Si nos fijamos en el atributo nº5 “Reallocated Sector Count” vemos que el valor absoluto (RAW) es 1701. Este número se normaliza para obtener un valor entre 1 y 253, siendo 1 el peor valor. En este caso el valor normalizado (Norm-ed) es 58. El umbral para este atributo es 36. Todavía no hemos llegado pero nos estamos acercando y por eso muestra el fondo de la fila de color rosa.

El atributo “Reallocated Sector Count” nos indica el número de veces que el disco duro ha detectado un sector defectuoso, lo ha marcado como tal, y ha redirigido la transferencia a un sector de un área reservada especial. De esta forma el disco duro gestiona de forma interna los sectores defectuosos y evita que sea el Sistema Operativo el que tenga que gestionarlos. Esta optimización está disponible hasta que el espacio reservado se acaba y a la unidad de disco no le queda otra opción que informar al sistema operativo de los sectores defectuosos encontrados.

Por tanto, este indicador nos permite conocer la esperanza de vida de la unidad y también nos informa de la degradación progresiva del rendimiento de la misma, al tener que realizar constantes saltos entre los sectores originales y la zona de reserva.

Y tu disco duro, ¿Está sano? Cuéntanoslo.

Más información: Comparativa de herramientas SMART

Explicación en video del funcionamiento de un disco duro

En este vídeo (en inglés sencillito) Bill Hammack abre el disco duro de un ordenador y nos explica su funcionamiento. Nos muestra como el cabezal escribe y lee la información en el disco, explica como el control del cabezal se hace a través de una bobina de voz y un deslizador, e indica como las matemáticas han ayudado a incrementar la densidad de información en los discos.

Visto en barrapunto.

Taller de OverClocking en el IES Gran Capitán

El pasado 14 de Abril se celebró en nuestro centro una estupenda jornada de actividades relacionas con hardware y el overclocking, combinando presentaciones teóricas, y talleres prácticos. Pero en vez de explicaros con palabras como transcurrió todo pensamos que es mejor que lo veáis vosotros mismos.

Lo primero unas fotos con un fotomontaje hecho por el alumno Javier Aguado.

A continuación podemos ver el sistema de refrigeración que usaban las placas base. Es un sistema extremo usando dióxido de carbono en estado sólido, alcanzando temperaturas de hasta -70ºC.

Después os mostramos unas placas de exhibición para realizar overclocking. En una de ellas podemos ver que dispone de un display para visualizar los posibles errores de post al arrancar el pc y, ademas, unos botones de power y reset para facilitar el inicio (o el reseteo) sin tener que puentear pines en la placa base. Tenía un sistema de refrigeración por HeatPipe y un ventilador para extraer el calor, y todos los equipos venían instalados con un disco duro SSD de 64gb. Como curiosidad nos trajeron un ratón algo peculiar, con cuero y cristales de Swarovsky, un capricho que no salía muy barato.

Una vez modificada la BIOS, se arranca el sistema operativo y empezamos a realizar los distintos Tests que nos indicarán si el overclock es estable. Para ello usamos varios software de monitoreo del procesador para comprobar su frecuencia. también se usó un programa para modificar la frecuencia del FSB directamente desde windows sin que esos cambios sean permanentes en la BIOS (en caso de que el ordenador se bloquee no se apliquen las modificaciones). CPU-Z es el programa que monitorea el estado del procesador y con SetFSB realizábamos los cambios en la frecuencia del bus del sistema. Una vez comprobamos que los cambios aplicados son estables, realizamos una prueba que consistía en calcular un número determinado de decimales del número PI, para comprobar que efectivamente el funcionamiento es estable y notar el aumento de velocidad. Mediante Super PI se realizaba el cálculo de 1 millón de decimales para testearlo.

Y por último os dejamos el vídeo de la charla que nos dieron, ¡vale la pena que la escuchéis! ¡es muy interesante!

Finalmente nuestro agradecimiento a los overclockers que dinaminazaron estas jornadas, sin duda ninguna fueron un éxito gracias al empeño que le pusieron.

Raspberry Pi: un ordenador de 25$

Raspberry Pi

La Raspberry Pi es un ordenador de 25$ (alrededor de 15€) con el tamaño de un pendrive, básicamente es una diminuta placa de circuitos que con un puerto USB  y un puerto HDMI para conectarles un dispositivo de entrada y otro de salida.

Las especificaciones técnicas son:

  • ARM11 de 700MHz
  • 128MB de SDRAM
  • OpenGL ES 2.0
  • Decodificador 1080p30 H.26
  • Salida de video Composite y HDMI
  • USB 2.0
  • Ranura para tarjetas SD/MMC/SDIO
  • I/O para propósitos generales
  • Aplicaciones de código abierto (Ubuntu, Iceweasel, KOffice, Python)

Visto en techspot.