Superordenador Marenostrum

Hay experimentos científicos que no serían posibles, de no ser por los supercomputadores que permiten realizar cálculos o simulaciones que tan sólo están al alcance de la máquina. Ordenadores fabulosos que permiten reconstruir un corazón humano para operar con el mínimo riesgo, predecir el clima de los próximos 30 años o reproducir la vida en el espacio. Uno de ellos, el más potente de España, está en Barcelona y se llama Marenostrum.

Este sistema se caracteriza por:

  • Capacidad de procesamiento de 94,21 Teraflops
  • 10240 procesadores IBM Power PC 970MP a 2.3 GHz
  • 20 TB de memoria principal
  • 280 + 90 TB de espacio en disco
  • Interconexión a través de Myrinet y Gigabit Ethernet
  • S.O. Linux

Visto en Informe Semanal

¿Qué distribución de Linux elegir?

¿Estás pensando en instalar Linux en casa o en el trabajo, en un ordenador de sobremesa, un portátil o ambos, y no sabes qué distribución de Linux es la más conveniente?, pues no hace falta que te marees mucho pensando porque la empresa Zegenie Studios ha puesto a disposición de todos una herramienta en línea con un cuestionario en castellano para ayudarnos a tomar la decisión.

A mí me han aconsejado Debian, Ubuntu o Kubuntu (uso Debian y Ubuntu).

Visto en CIRL.

Hosting casero

Vicente Navarro ha puesto a disposición de todos un excelente tutorial donde nos explica detalladamente cómo construir un hosting casero, pero lo ha hecho con tal nivel de detalle y precisión que opino que su lectura debería ser obligada para cualquier alumno/a de este ciclo formativo.

Explica muy bien y detalladamente temas como la configuración del servidor web con Apache, la configuración del servidor de correo para evitar spam y no ser rechazado por motivos de seguridad por otros servidores smtp, la simplificación de ciertas tareas usando Google Apps, las copias de seguridad y los cortes de corriente.

Os recomendamos desde aquí tanto la lectura de este artículo como la suscripción a las noticias de este blog por su gran calidad.

El efecto 2038

¿Os acordáis del famoso efecto 2000? Fue un problema de muchos ordenadores y programas de la década de los 90 que usaban dos cifras para almacenar el año de las fechas y eran incapaces de reconocer fechas posteriores al año 2000, las interpretaban como si fuesen del siglo anterior. Se invirtieron muchos recursos económicos y humanos para resolver este problema y paliar sus posibles efectos. Incluso hubo quienes pronosticaron consecuencias apocalípticas que afortunadamente no se cumplieron.

Pues bien, hoy ya se empieza a hablar de un problema parecido que acontecerá en el año 2038: el efecto 2038.

Este problema consiste en que en ciertos sistemas Unix se determinó que el tiempo se contaría en segundos, partiendo del 1 de enero de 1970, y esos segundos se almacenarían usando 32 bits, con lo que el rango de segundos que se pueden almacenar está entre -2.147.483.648 y 2.147.483.647. La segunda cifra se alcanza dentro de 30 años, concretamente a las 3:14 de la mañana del 19 de enero de 2038.

Cuando lleguemos a ese día (y espero que todos lo veamos) los ordenadores que usen este sistema de medición del tiempo pensarán que se encuentran en 1901 y se producirán problemas de todo tipo en caso de que esos aparatos no se hayan renovado o actualizado.

Ordenador a pedales para reducir el consumo energético

Unos ingenieros españoles han inventado el ordenador a pedales y además este invento les ha supuesto ganar el pasado noviembre el concurso europeo organizado por Intel para diseñar sistemas de alimentación de portátiles con energías sostenibles y renovables.

La idea consiste en dos pedales conectados a un generador, teniendo en cuenta que pedalear produce una tensión eléctrica media de 25 voltios y un portátil necesita 19 para funcionar tenemos que en una hora de pedaleo conseguimos electricidad suficiente para alimentar el ordenador durante otra hora. Además el coste de fabricación de un equipo de estas características sería inferior a 300 euros.

Ya no hay excusa para no practicar deporte porque el trabajo nos robe mucho tiempo, ahora podemos hacerlo mientras trabajamos y además reducimos el consumo eléctrico contribuyendo así a la mejora del medio ambiente.