Jugar a ser administrador de sistemas

Vía Bahía nos llega un juego online un tanto peculiar: IT Manager III. Fuerzas Invisibles de Intel.



En IT Manager III: Fuerzas Invisibles desempeñas el papel de un Director de TI de una pequeña empresa con ambiciones globales. Parte de tu trabajo consiste en asegurarte de que los equipos de sobremesa, los portátiles y los servidores de todo el mundo funcionan correctamente. Puede que muchas cosas vayan mal, y lo irán. Hay decenas de fallos de software y hardware que tratar de resolver. Algunas veces será fácil resolverlos, pero otras veces no.

Aunque claro, nunca conseguirás dominar tu universo de TI si pasas todo el tiempo tratando de apagar estos fuegos. A medida que crece tu empresa, presentará más necesidades en TI, por lo que debes asegurarte de que las tecnologías están preparadas para aguantar la presión. Debes revisar las tecnologías disponibles y, a continuación, asegurarte de que tanto tú como tu personal habéis recibido la formación adecuada. Sólo una instalación eficiente de las tecnologías y tus habilidades garantizarán que tu empresa consiga obtener una buena rentabilidad de su inversión.

Si administras tu presupuesto prudentemente, instalas las tecnologías adecuadas y solucionas los problemas que te presentan los empleados, tu empresa prosperará y se expandirá. Abrirá una nueva oficina más grande dispuesta a afrontar una mayor cantidad de problemas más complicados incluso. Y te destinarán a esta oficina. Sí, la recompensa por hacer un buen trabajo en una oficina será llevar la siguiente oficina a un éxito mayor incluso.

Entre los objetivos del juego están:

  • Demostrar tu conocimiento de TI
  • Instalar las nuevas tecnologías de Intel
  • Mantener tu oficina funcionando a la perfección
  • Construir un imperio de TI global
  • Monta lra red total
  • Recibir el reconocimiento por tus logros

Resulta especialmente curiosa la referencia al Taoísmo a la hora de controlar el avance de los jugadores:

La importancia del Chi de TI
Gestionar las competitivas exigencias que demandan tu tiempo y presupuesto es bastante difícil. Por suerte, IT Manager III: Fuerzas Invisibles se beneficia de los últimos avances en el nuevo campo de la ITología: el reciente descubrimiento del Chi de TI. El Chi de TI es un fenómeno susceptible de ser medido que se manifiesta siempre que TI y el ser humano entran en contacto.

Tu nivel de Chi de TI refleja el equilibrio de tus habilidades de TI existentes con la necesidad de introducir de forma eficiente las nuevas tecnologías. Mientras más tiempo conserves el equilibrio de estas dos necesidades, mayor será tu nivel de Chi de TI.

Hay cinco niveles de Chi de Ti. Desde el más bajo hasta el mayor: Nadir, Declive, Limbo, Despertar e Ilustración.

Cuando llegues al nivel de ilustración, recibirás las recompensas especiales. Recibirás cosas gratis que hemos denominado ‘objetos especiales’. Cada objeto especial surte un efecto diferente y sólo puede utilizarse una vez.

Hay dos aspectos importantes que debes recordar sobre el Chi de TI: El Chi de TI sube lo mismo que baja. Reveladores avances lo atesoran. Si te quedas demasiado tiempo en el nivel Nadir, tu director de TI tendrá un ataque de nervios. Si eso ocurre, se habrá acabado el juego.

Por suerte, IT Manager III: Fuerzas Invisibles incorpora un preciso detector gratuito de Chi de TI perfectamente calibrado para que puedas ver de un vistazo cómo lo estás haciendo.

Por cierto, como coordinador TIC, el siguiente fragmento me ha llegado al alma: “Parte de tu trabajo consiste en asegurarte de que los equipos de sobremesa, los portátiles y los servidores de todo el mundo funcionan correctamente. Puede que muchas cosas vayan mal, y lo irán. Hay decenas de fallos de software y hardware que tratar de resolver. Algunas veces será fácil resolverlos, pero otras veces no. Aunque claro, nunca conseguirás dominar tu universo de TI si pasas todo el tiempo tratando de apagar estos fuegos.”

Del 'asustante' y Pablo Soto al derecho a leer

La ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, expresó su preocupación por la incipiente digitalización de los libros, una actividad que cada vez toma mayor forma en España. González-Sinde consideró que es “asustante” que los libros circulen libremente por la red porque entonces este sector cultural maduro y sólido, con pocas fluctuaciones, correrá la suerte del fonográfico y el cinematográfico.

En 1997 se publicó un artículo de Richard Stallman en Communications of the ACM cuyo título era “El derecho a leer”:

Para Dan Halbert el camino a Tycho comenzó en la universidad, cuando Lissa Lenz le pidió prestado su ordenador. El de ella se había estropeado, y a menos que pudiese usar otro reprobaría su proyecto de fin de trimestre. No había nadie a quien se atreviera a pedírselo, excepto Dan.

Esto puso a Dan en un dilema. Tenía que ayudarle, pero si le prestaba su ordenador ella podría leer sus libros. Dejando de lado el riesgo de ir a la cárcel durante muchos años por dejar a otra persona leer sus libros, la simple idea le sorprendió al principio. Como a todo el mundo, se le había enseñado desde la escuela primaria que compartir libros era algo malo y desagradable, algo que sólo los piratas harían.

Además, no había muchas posibilidades de que la SPA (la “Software Protection Authority”, o Autoridad de Protección del Software), no lo descubriese. En sus clases de programación Dan había aprendido que cada libro tenía un control de copyright que informaba de cuándo y dónde fue leído, y quién lo leía, a la oficina central de licencias (usaban esa información para descubrir piratas, pero también para vender perfiles personales a otras compañías). La próxima vez que su ordenador se conectase a la red, la oficina central de licencias lo descubriría. Él, como propietario del ordenador, recibiría el castigo más duro, por no tomar las medidas adecuadas para evitar el delito.

Más tarde, Dan descubrió que hubo un tiempo en el que todo el mundo podía ir a una biblioteca y leer artículos, incluso libros, sin tener que pagar. Había investigadores que podían leer miles de páginas sin necesidad de becas de biblioteca. Pero desde los años 90 del siglo anterior, tanto las editoriales comerciales, como las no comerciales, habían empezado a cobrar por el acceso a los artículos. En el 2047, las bibliotecas de acceso público eran sólo un vago recuerdo.

Había formas de evitar los controles de la SPA y la oficina central de licencias, pero también eran ilegales. Dan había tenido un compañero de su clase de programación, Frank Martucci, que consiguió un depurador ilegal, y lo usaba para evitar el control de copyright de los libros. Pero se lo contó a demasiados amigos, y uno de ellos lo denunció a la SPA a cambio de una recompensa (era fácil tentar, para traicionar a sus amigos, a estudiantes con grandes deudas). En 2047 Frank estaba en la cárcel; pero no por pirateo, sino por tener un depurador

Precisamente en estos días, las discográficas acusan a Pablo Soto de lucrarse con el 90% de sus canciones. Pablo Soto es el treintañero creador de los programas de intercambio de archivos P2P (Blubster, Piolet y Manolito).

Segundo día de intenso juicio de las discográficas (Warner, Universal, Emi y Sony-BMG) contra Pablo Soto, el treintañero creador de los programas de intercambio de archivos P2P (Blubster, Piolet y Manolito). Las discográficas han justificado hoy los 13 millones de euros que piden al joven porque, afirman, un 90% de las canciones que se descargan en la página están bajo sus derechos de propiedad intelectual.

Fuentes:

Pendrive = “destornillador” del administrador de sistemas (II)

Hace ya bastante tiempo publicábamos una entrada en este blog hablando de lo interesante que es disponer de un pendrive para resolver incidencias con herramientas de diagnóstico, de monitorización de redes, antivirus, etc… y dábamos una relación de utilidades interesantes para el mismo.

Hoy complementamos esa entrada aprovechando las ideas que nos dan desde blogoff para incorporar programas a nuestro pendrive “que pueden salvar la vida del ordenador” (en windows). Entre ellos están:

  • HWiNFO32: muestra información completa sobre los componentes instalados en el ordenador. Gratuito.
  • Revo Uninstaller: desinstala programas y deshabilita el inicio automático de otros. Gratuito
  • ClamWin: antivirus portátil. GPL) y en español
  • Recuva: recupera archivos eliminados accidentalmente. Gratuito.
  • CCleaner: limpieza a fondo de Windows, hace una limpieza de archivos prescindibles para el sistema, corrige errores en el registro de Windows y permite desinstalar y habilitar/deshabilitar el inicio de programas en Windows.
  • Registry Defrag: desfragmentador de archivos.
  • Comodo System Cleaner: pack Comodo System Cleaner. Útil si preferimos que estén todas las utilidades anteriores reunidas en un mismo programa, aunque es menos eficaz que cada utilidad por separado.
  • Glary Utilities: pack Glary Utilities de mantenimiento. Similar al anterior pero disponible en español.
  • Defraggler: desfragmentador de archivos y discos duros.